TAN AMIGA DE ISABEL QUE HASTA LE BUSCA NOVIO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

TAN AMIGA DE ISABEL QUE HASTA LE BUSCA NOVIO

Mensaje  Lara Croft el Dom Jun 13, 2010 4:33 pm



ISABEL SARTORIUS / PRINCESA LETIZIA

Eso es lo que en cierta ocasión le dijo la consorte de don Felipe a su ex novia. LOC ha confirmado con el entorno de Sartorius que, como prueban las fotografías, son muy amigas

SILVIA JIMÉNEZ / EMILIA LANDALUCE



Cortesanos y desafectos están atónitos: la consorte y la eterna novia de don Felipe son amigas. La Otra Crónica (LOC) ha hablado con el entorno de Isabel Sartorius para saber hasta dónde llega su relación con Doña Letizia y es evidente que son muy amigas: «Isabel, una mujer como tú no puede estar sola. Te voy a buscar yo un novio», dicen que suele sugerirle la Princesa a su otrora rival.

Antaño, podría parecer que entre una Princesa y una ciudadana mediaba un abismo difícil de franquear. Sin embargo, sólo las circunstancias azarosas y siete años de diferencia separan a Isabel Sartorius (45 años) y Letizia Ortiz (37), la que pudo ser y la que será Reina de España. Y como nexo de unión entre las dos mujeres, el Príncipe Felipe (42), antes amor de Isabel (hace 20 años) y ahora marido de Letizia. Su vida tiene tanto y tan poco en común que es normal que haya surgido una amistad entre ellas. Las ex, como los extremos, se tocan, y como suele confiar la propia Sartorius a sus allegados:

    — «Es como si hubiéramos sido amigas de toda la vida. Entre Letizia y yo más que química, hay quimicaza».

Y según las sorprendentes imágenes que el miércoles publicó en exclusiva Diez Minutos, puede que un poco de física también. La Princesa e Isabel Sartorius departiendo sobre lo Real y lo mundano en una terraza de la localidad madrileña de El Pardo, a apenas 7,8 kilómetros del Palacio de la Zarzuela, donde, dicen, están algo molestos ya que nuevamente, la Monarquía rosa vuelve a imponerse a la institucional en los medios de comunicación.

    «GRANDES APOYOS»

Sin embargo, Isabel nunca ha ocultado conocer mucho a la Princesa de Asturias:

    —Nos caemos fenomenal desde el principio. (Se conocieron cuando el noviazgo entre don Felipe y la periodista era aún incipiente). Fue pura química. Si en vez de ser la mujer del Príncipe, nos hubiéramos conocido en la Universidad, hubiéramos sido amigas. Es una mujer que me encanta (sic.) en todos los aspectos.


Y recalca el término:

    —Somos muy amigas. Tanto que no he perdido a uno de mis mejores amigos sino que he ganado una gran amiga. Nunca lo podría haber imaginado.


Y España, incrédula, tampoco:

    —Siempre me he sentido querida y apoyada por los dos.


Pura física arquimédica. Salvo que el mundo de Isabel sólo hubiera necesitado uno de los dos apoyos para que su mundo hubiera rotado de la noche al día. De ciudadana a Princesa. Tuvo su oportunidad. Fue en 1989. Ella, licenciada en Ciencias Políticas, tenía 24 años rebosantes de belleza desmelenada. Una valquiriona ochentera que acostumbraba a frecuentar la joven corte del Príncipe encabezada por los hermanos Fuster. Sus padres eran los marqueses de Mariño. Parecía la Reina ideal para ese Príncipe alto, guapo y cachas que nos había tocado en suerte a los españoles. Pero entonces, la camarilla monarcarca no vio con buenos ojos que Sartorius fuera tres años mayor que Don Felipe y que sus padres estuviesen divorciados. Eran otros tiempos. Otras circunstancias. ¿Y si se hubieran conocido más tarde?

En 1989, Letizia Ortiz estudiaba en el prestigioso instituto Ramiro de Maeztu. Era una alumna aplicada, seriecita y grave que escuchaba con especial atención las lecciones de Alonso Guerrero, su profesor de Literatura y con quien contraería matrimonio en 1999. Seguramente sabría por la prensa, de los avatares del romance de Don Felipe e Isabel que se prolongó durante cuatro años. Pero entonces, el Príncipe parecía tan lejano como irreal... y Letizia quería ser periodista. Una profesión en la que triunfaría como presentadora de los informativos de TVE y por la que siente, pese al encono de algunas plumas, verdadera devoción. Isabel también trató de abrirse un hueco en la prensa. De hecho, cursó un prestigioso master en EEUU de Relaciones Internacionales. Ambicionaba realizar grandes entrevistas a personajes relevantes. La nueva Fallaci.

    ENGORDAR Y ADELGAZAR

Una amiga muy cercana a la eterna ex comenta a LOC el dulce calvario que vivió la joven durante su romance con el Príncipe: «Siempre se ha sentido marcada por la relación. Le hizo encerrarse mucho. A lomejor quería ir a la playa y temía tanto la crudeza de las imágenes de los paparazzi, que no se ponía bikini. Teníamiedo de que las críticas perjudicasen a Felipe, a quien adora».

Otra coincidencia: sus cuerpos, siempre en el punto demira ya sea por ampuloso o por angulado. Isabel presume de belleza rotunda, clásica. Con sus 173 centímetros de altura donde basculan—dependiendo de la época del año y de su abandono a las exigencias de la dieta— con bastante fortuna de 64 a 70 kilos. Usa la talla 42, según una amiga que prefiere mantener el anonimato dada la gravedad de su revelación. En contraste, Doña Letizia (167 cm y 52 kilos) gestiona como puede su peso. Su legendario apetito lo compensa su actividad frenética y su afán perfeccionista. La carnalidad de Isabel frente a la geometría ósea de Letizia. Respecto al carácter: Sartorius siempre destacó por su carácter sencillo, sin dobleces. Noblota. De Letizia, siempre destacó su afán por mejorar. Al contrario que otras sonrosadas princesas centroeuropeas, que acotaron la capital española para dar caza a la presa más codiciada, no buscaba el trono. Sólo trabajar. Puede que por eso Isabel Sartorius admire a Letizia:

    —Ella es una mujer que está en el mundo y que se ha batido el cobre para labrarse una carrera. Incluso me da muy buenos consejos pues es una gran profesional.


Pero Isabel no escatima halagos del que, si no fue su gran amor, sí su gran historia: «Nuestra amistad es inalterable. El Príncipe ha sido mi gran apoyo durante todos estos años. Como mi familia. Nunca haría nada que le pudiera perjudicar. Aunque ya se haya casado y yo ya no represente nada...»


Isabel conoció a Letizia antes de que se anunciase el noviazgo con el Príncipe: «Tenemos química»

Por eso, Don Felipe la consoló en 2002 cuando murió su padre. El mismo motivo por el que meses después, el Príncipe le avisó de su compromiso con Letizia, minutos antes de que lo anunciara Casa Real. La amistad es lo que suele permanecer cuando se acaba el amor. Y no es extraño que Doña Letizia haya lucido los bolsos que diseña Sartorius, una publicidad impagable. Aunque Isabel, como en el amor, tampoco ha sido afortunada en los negocios. La empresa no despegó y, en crisis, no deja de barajar proyectos mientras cuida de sus hermanos.


A Sartorius no le ha ido bien profesionalmente. Aunque su gran amiga Letizia la aconseje y publicite sus bolsos




Beatriz Cortázar ha recordado estos días una de las declaraciones de Isabel sobre el carácter hermético del futuro rey: «Es espiritual. Cuando estuvimos juntos, yo le decía que era mi Gandhi». España nunca ha tenido una figura de este tipo pero lo cierto es que posteriormente, en la vida sentimental de Isabel se ha librado una batalla campal que le lega un pasado tumultuoso: Javier Soto, con el que en 1997 tuvo a su hija Mencía; el empresario Fernando Ballvé... Claro que ella cree que hay «más de un gran amor en la vida».

Las circunstancias que rodean las fotografías de los dos grandes amores (además de Eva Sannum) de Don Felipe parecen tan azarosas como las de sus protagonistas. ¿Cómo llegaron las codiciadas fotografías a Diez Minutos? ¿Por qué no las compró ¡Hola!, el mejor postor? LOC ha hablado con todas las redacciones de las revistas y, de momento, ninguna ha querido hacer declaraciones sobre el origen de las imágenes.[/table]
Uno de los paparazzi más reputados de España afirma que las singulares interlocutoras fueron sorprendidas en una terraza del Club Somontes y algunas semanas antes del 16 de mayo, fecha en la que las data la revista. Desde luego, «la calidad de la toma» denota que el avezado autor no era profesional. «Por eso, seguramente no fue a ¡Hola!, que es el medio que más paga». Otras versiones apuntan a que el paparazzo de excepción sí que ofreció una de las exclusivas del año a la biblia rosa. ¡Hola! no se ha pronunciado. Pero hay otro hombre que vincula a las dos féminas: Joaquín Sabina, anfitrión de los Príncipes, en uno de los intentos de Letizia por limar aristócratas de la Corte y que en su día rapeó el romance de Isabel y el Príncipe: «¿Y la Sartorius? / A mí me da pena, descompuesta, sin novio y tan buena muchacha. / ¿Que no era Princesa? Pero era persona, Jesús, lo que pesa la corona ésa...»



LA CONVERSACIÓN (IMAGINARIA)
«QUERÍA HABLAR CON VOSOTROS ANTES DE...»

Pilar Eyre, autora de algunas de las biografías noveladas más polémicas sobre la Familia Real, imagina la charla entre Isabel y la Princesa. Ella quiere contar en susmemorias su noviazgo. «Eso es pescado congelado», responde la periodista

PILAR EYRE
Son tan sólo cinco fotos pero su orden cronológico (que podemos ordenar observando el contenido, de más a menos, del vaso de Letizia) nos explica un mundo: la fría displicencia de la triunfadora frente a la solícita humildad de la perdedora.

El sol rasante de la media tarde primaveral obliga a las dos mujeres a llevar gafas oscuras. Isabel luce viejas botas marrones que estamos hartos de ver y cruce de piernas made in Sharon Stone. Letizia, de cuero de arriba abajo.

«Mira, a ver…— Isabel echa una pastilla de sacarina en su café— Yo he preferido hablar con vosotros antes de tomar una determinación… »

Letizia pone cara de aburrimiento:«Dime… Felipe no ha podido venir porque alguien se tenía que quedar con las Infantas».

«Ves, eso es lo que me parece increíble, lo que ha cambiado desde que se ha casado contigo ¿Felipe en casa cuidando niños y haciendo croquetitas?»

La Princesa Letizia, muy halagada, sonríe: «Bueno, mujer, tanto no… pero yo ya se lo he dicho, o se espabila o las niñas se quedan sin comer…»

Isabel extiende sus manos con un gesto de incredulidad, podemos ver sus uñas pintadas de rojo fuerte. Baja del Guadarrama un vientecillo traidor que la obliga a abrigarse con una prenda indescriptible, pero sigue mostrando las piernas hasta el muslo.

Letizia se impacienta: «Bueno, Isabel ¿de qué se trata? ¿Quieres que te publicite otro bolso?»

Isabel relega con un gesto los bolsos al paraíso de los proyectos
fracasados y explica: «Noooo, ya sabes que yo también he trabajado de periodista…— rememora— la verdad es que me costaba bastante encontrar la tecla de la coma en el ordenador ¿a ti no te pasaba?»

Letizia corta con rotundidad: «Pues no».

Isabel concede, zalamera: «Claro, tú has sido la mejor periodista de tu generación… Pero es que ahora me han pedido que escriba mis memorias… Yo he dicho que os lo quería consultar, me pagan 100.000 euros».

«Córcholis» —se le escapa a Letizia— ¡Pero si tú ya has hablado de El Tema! ¡Eso en el argot periodístico se llama pescado congelado!

Isabel admite: «Eso, pescado congelado es lo que comemos cada día ¡con lo duros que están los tiempos! —se quita las gafas oscuras para ponerse unas de leer y vemos que de la sirena dorada que enamoró a un adolescente Príncipe de Asturias poco queda, extrae un papelito arrugado del bolso— Lee».

«¡No puedo! ¡Qué oscuro está todo!»

Isabel le sugiere con timidez: «Quizás si te quitaras las gafas de sol… Explica cómo nos conocimos y eso…»

«Ah, ya veo. O sea que ibais al mismo gimnasio ¿Y te regaló una pulsera con fabulosas piedras orientales?» Suena el móvil de Letizia con la música de Algo pequeñito, ambas
tararean: Uo uo.

«Es Felipe —explica Letizia— Cari, no me habías contado lo de la pulsera…» Isabel, con la mirada baja sonríe modestamente.

Letizia prosigue con una risita sardónica: «Y que la llamabas gordi»

Isabel musita: «Sí, era una monada…»

«No se te olvide llamar a Papá, chau chau».

Letizia se levanta y paga mientras aclara: «El Rey está en Barcelona, no hemos podido ir a verlo ¡España da tanto trabajo! —la besa— en cuanto regrese le hablo de lo tuyo».

Isabel intenta una última broma: «Pues entonces lo tengo muy mal ¡la familia de Felipe no me traga!»

Letizia se va, pensando por dentro: «En eso, bonita, también te he suplantado».

_________________
avatar
Lara Croft
Admin

Cantidad de envíos : 4516
Edad : 49
Localización : muy cerca de tí
karmas : 5153
reputación : 22
Fecha de inscripción : 27/10/2008

http://moda.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: TAN AMIGA DE ISABEL QUE HASTA LE BUSCA NOVIO

Mensaje  Lara Croft el Dom Jun 13, 2010 4:35 pm





Opinión

El gran error de ese encuentro

Jaime Peñafiel

Ha sido una fotografía insólita, una fotografía políticamente incorrecta, polémica y negativa. Por todo ello, la fotografía del año.

¿Se había imaginado alguien este encuentro ¿a escondidas? entre Letizia Ortiz, la esposa del príncipe Felipe, e Isabel, la que pudo ser, el primer amor del heredero, ese que siempre está ahí, en la memoria, porque fue el primer beso, el primer abrazo, la primera caricia?

Pienso que el encuentro ha sido un tremendo error. ¿De Felipe que lo consintió? ¿De su consorte que lo protagonizó? No lo se. Pero lo ha sido. ¿Se imaginan ustedes al Príncipe entrevistándose con Alonso Guerrero, el discreto y desaparecido ex marido de su esposa?

Lo menos que la opinión pública y la publicada se pregunta es el motivo de tan inapropiado encuentro. El por qué. Nunca lo sabremos.

Siempre aposté por Isabel cuando ésta se convirtió, en el año 1989, en la novia de Felipe. Pero me quedé solo defendiendo esta relación. Como ahora estoy solo criticando a Letizia.

Pero, en aquella ocasión, me equivoqué. Espero no equivocarme en esta. El tiempo demostró que la hija del marqués de Mariño no era la mujer adecuada. Su vida sentimental, tras la ruptura con el Príncipe, fue errática, desquiciada e irresponsable. Anunció que se casaba con Javier Soto, estando embarazada de cinco meses de éste, ceremonia que nunca se celebró aunque ella afirmó que se habían casado….. en Londres. A los quince días de dar a luz, en La Zarzuela, la clínica, of course, que ya son ganas de incordiar, habiendo como hay en Madrid muchas con otro nombre, se separan.

Meses después, decide casarse con Javier, el padre de su hija, Mencía. Sin saber por qué, se quedó compuesta con el vestido de novia y sin boda.

Su vida se convirtió en una cuesta abajo en la rodada, que dice el tango. Una tercera relación amorosa acabó en tragedia porque el novio, Fernando Ballvé, fallece de cáncer.

Para acabarlo de arreglar, se le incendia su apartamento en la madrileña calle de Miguel Ángel. Con el, los mejores recuerdos de la época de su noviazgo con el Príncipe: cartas, fotografías …

Estas tragedias no le impidieron opinar, sin deberlo hacer, sobre sus sucesoras en el corazón del Príncipe. De Eva Sannum: “No se le dio la oportunidad de demostrar quien era, hasta donde podía llegar o que podía hacer por nosotros …. Si la relación no hubiera terminado, Eva hubiera sido una buenísima Princesa de Asturias”, que ya son ganas de decir tonterías. ¿Qué sabía ella de la Sannum?

Lo curioso es que cuando Felipe contrae matrimonio con Letizia, Isabel también opina: “No cabe la menor duda de que será una buena Princesa de Asturias”. ¿Qué sabía ella de Letizia?

Habrá que recordar aquí a su hija Mencía, cuando le dice a su madre: “¿Por qué no piensas antes de hablar?” . Lo reconoció ella en una entrevista de Pilar Rubines en Hola.

Por todo esto y mucho más, la Sartorius no hubiera sido nunca la mujer adecuada para el Príncipe. Le hubiera hecho un desgraciado. Con todos los defectos, que los tiene, preferible es Letizia, por muy mandona, calculadora, ambiciosa y fría que sea.

Con este encuentro con Isabel, ha demostrado ser, también, irresponsable. A lo peor, obedecía órdenes del Príncipe.

El secreto de este desafortunado encuentro está en el papel que, en la foto, aparece leyendo Letizia, a petición de Isabel.

Lo que no me gustó es la fría displicencia que la foto transmite de la triunfadora frente a la solícita humildad de la perdedora.

_________________
avatar
Lara Croft
Admin

Cantidad de envíos : 4516
Edad : 49
Localización : muy cerca de tí
karmas : 5153
reputación : 22
Fecha de inscripción : 27/10/2008

http://moda.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: TAN AMIGA DE ISABEL QUE HASTA LE BUSCA NOVIO

Mensaje  Lara Croft el Dom Jun 13, 2010 4:36 pm



La verdad entre la Princesa y Sartorius

BEATRIZ CORTÁZAR


Una buena amistad y muchos más encuentros de lo que podíamos imaginar. Esa es la verdad de la relación que hay entre la Princesa de Asturias e Isabel Sartorius que ahora se ha hecho pública gracias a la portada de «Diez Minutos» donde se recoge su último encuentro en una de las terrazas de El Pardo, que suele frecuentar casi todas las semanas Doña Letizia en compañía de sus hijas o las amigas con las que queda.

La sorpresa de ese reportaje fue doble en tanto en cuanto se sabía que Sartorius había mantenido una entrañable amistad con Don Felipe desde los años en los que eran veinteañeros y se enamoraron, pero no que esos lazos se habían extendido a la Princesa. Doble además porque ver a Doña Letizia en una terraza tampoco es habitual por mucho que ahora me cuenten que lo hace por los menos dos o tres veces a la semana. Pues hasta la fecha no la habían «pillado». Me consta que las dos venían juntas desde La Zarzuela y que suelen quedar a menudo para hablar de sus cosas, enseñarse fotos de las niñas o los viajes (lo que Sartorius muestra a Letizia en ese reportaje es justamente una foto de su último viaje) y comentar sus cosas. Tan amigas se han hecho, que la mayoría de las veces Don Felipe no está con ellas y aprovecho para aclarar que quien llamó en plena reunión fue la tercera amiga que iba a sumarse al aperitivo pero que finalmente no acudió.

Lo que ahora preocupa en palacio no son estas escapadas a la «vida normal» de la Princesa, que se resiste a dejar sus hábitos del pasado como ir a la compra o de tiendas, quedar en el cine o sentarse en una terraza, sino encontrar el «topo» que filtra estas salidas que se supone son casi imposibles de localizar. Ocurrió en invierno durante un viaje a la nieve en Suiza, ahora con estas fotos que se hicieron en marzo y no se han atrevido a vender hasta finales de mayo (en «Hola» optaron por no publicarlas dada la estrecha relación que hay con Sartorius y la poca gracia que le hacía que salieran a la luz) y con otras fotos que próximamente veremos. Es verdad que la Princesa e Isabel se llevan de cine, que Doña Letizia necesita salir de vez en cuando a la calle, y que están preocupadas por todo el lío que se ha armado con esa cita de un domingo a las cinco de la tarde en una terraza, donde sólo había una mesa de tres señores jugando a las cartas y ningún paparazzi a la vista. O eso creían.

_________________
avatar
Lara Croft
Admin

Cantidad de envíos : 4516
Edad : 49
Localización : muy cerca de tí
karmas : 5153
reputación : 22
Fecha de inscripción : 27/10/2008

http://moda.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Isabel Sartorius se busca una representante

Mensaje  Lara Croft el Dom Jun 13, 2010 4:40 pm

Isabel Sartorius se busca una representante

@Paloma Barrientos - 12/06/2010

Desde hace unas semanas se la puede ver de tertuliana en 'Espejo Público', el programa de Susana Griso en Antena 3. A diferencia de otros personajes de parecido tirón mediático esta incorporación no se presentó a bombo y platillo como en otras ocasiones. Por ejemplo, las apariciones de Massiel o de Bárbara Rey han tenido mucha más repercusión que la de Isabel.



Ella lo quería así y así se hizo. Ha cuidado hasta el último detalle y por eso, y para no tener problemas, se ha buscado una representante para que sea ella la que lidie con los temas crematísticos y con todo aquello que tenga que ver con su imagen. Se trata de Mamen Díaz, la pareja del empresario teatral Enrique Cornejo, que conoce perfectamente los entresijos del show business y, por lo tanto, Isabel está en muy buenas manos.

Hay representantes que con tal de llevarse el porcentaje son capaces de “vender” al cliente al mejor postor. En este caso hay también una relación personal a través de Nora de Lichtenstein, que fue de quien partió la idea.

Desde hace años a Isabel la quieren muchas firmas como imagen de sus productos. Lo fue de Porcelanosa, de Puleva, de Coronel Tapioca... pero impuso la condición de no tener que hablar de nada ajeno a la firma. Con ninguna de ellas ha continuado y la empresa que montó para comercializar bolsos no tuvo el éxito esperado. Y eso que incluso Letizia llevó durante un tiempo el modelo Mesalina. Le han ofrecido (y le ofrecen) lo que pida por sentarse en un plató y contar su vida. Por supuesto, el cheque en blanco se justificaría en el caso de que hablara de su noviazgo con el príncipe y la relación actual que mantiene con él.

Siempre se ha negado, salvo las entrevistas que ha concedido a ¡Hola!, donde pasa de puntillas por estos asuntos. Su segunda aparición televisiva coincidió con la publicación en la revista Diez Minutos de su encuentro con la princesa Letizia en una terraza. No canceló su cita en 'Espejo Público' pero sí pidió que no le preguntaran por las fotos.

Fue una mañana tensa porque el tema del debate estaba relacionado con el amor para toda la vida. A Isabel le falta aún desprenderse de esa especie de complejo que tiene por haber sido novia del heredero y que le hace ser aparentemente muy vulnerable. La naturalidad es a veces la mejor consejera. Durante todos estos años ese estigma forma parte de su equipaje. Ya es habitual la cantinela de su entorno con frases de este tipo: “Isabel no hace esto por no molestar a la Familia Real, Isabel no va a este sitio para que no digan nada en Zarzuela, Isabel no posa por miedo a …”. Y siempre esa mochila pesada con los Borbones a cuestas.

Para ella la vida ha resultado bastante complicada. No tuvo una familia al uso. Ella misma la definió como desestructurada. De padres divorciados, se independizó muy pronto. El marqués de Mariño volvió a casarse con Nora de Lichtenstein, de la que siempre ha recibido apoyo emocional y también económico. Su madre vivía en Argentina y hasta su muerte Isabel estuvo pendiente de ella, que tampoco tuvo una vida fácil.

Con sus dos hermanos mantiene una buena relación pero no son un punto fundamental de apoyo. Al menos, cotidiano. Cecilia vive en Buenos Aires y Luis es dependiente de Isabel. En cuestiones amorosas tampoco ha tenido suerte. Después del príncipe llegaron otros amores que no cuajaron. Ni con Javier Soto, padre de su hija y con el que estuvo a punto de casarse, ni con el empresario Fernando Ballvé, que murió.

A Isabel sus amistades le han organizado citas a ciegas de las que no sale nada. En los primeros encuentros la conversación suele girar en torno a sus años de noviazgo real. El problema es que en el segundo plato y en el postre el morbo continúa y así no hay quien pueda centrarse. El caso es que Isabel Sartorius, que siempre parece que está como en la película de Garci, “volviéndo a empezar”, tiene nuevamente presencia mediática. Y la razón no va más allá de buscar una forma de ganarse la vida. A ella nadie la mantiene y, por tanto, debe buscarse la vida.

Puede ser que la televisión sea su punto de partida. Y hay un dato que sorprende. La famosa tarde de confidencias en la terraza de El Pardo que inmortalizó la portada de Diez Minutos no estaba prevista. La princesa e Isabel salieron de Zarzuela y fue Letizia la que en el último momento decidió cambiar el lugar de encuentro porque la tercera amiga avisó que no iría. Si Belén Esteban tiene al vecino traidor, ¿quién delata a Isabel? ¿tendrá Letizia en su territorio zarzuelero al ciervo traidor que se chiva de sus citas?

















_________________
avatar
Lara Croft
Admin

Cantidad de envíos : 4516
Edad : 49
Localización : muy cerca de tí
karmas : 5153
reputación : 22
Fecha de inscripción : 27/10/2008

http://moda.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: TAN AMIGA DE ISABEL QUE HASTA LE BUSCA NOVIO

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.